Aficionados a la montaña en todas sus modalidades que terminan disfrutando también de recorrerlas corriendo y saltando obstáculos. Runners aburridos de llanear en las mismas carreteras de siempre y que descubren el placer de correr en espacios más abiertos y no exentos de una dificultad superior. No solo es correr. No solo es una actividad de pudor. Es una mezcla explosiva para todos aquellos que lo prueban. Es el trail running. Sano, divertido y con una equipación al alcance de todos los bolsillos.

¿Pero qué necesito para practicar trail running?

Unas buenas zapatillas de trail running, ropa adecuada, un destino para recorrer y desarrollar la técnica.

Vamos a por las zapatillas, que en principio es lo más importante de toda la equipación. Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que dentro del abanico tan amplio de posibilidades que hay en el mercado deportivo, con muchas marcas que producen calzado de trail running de alta calidad, no es fácil identificar cuál es la mejor, porque simplemente será la mejor la que más sintonice con tus necesidades, con tu peso, con tu pisada….. y con el tipo de terreno que vayas a recorrer. Nada tiene que ver correr por terreno húmedo recubierto de “verde” o embarrado que por arena, grava o por un bosque repleto de raíces prominentes en el terreno.

Para ello tendremos en cuenta que dependiendo del terreno, los tacos de la suela serán más prominentes para terreno húmedo, embarrado o arenoso, mientras que serán de perfil más bajo y en mayor número para terrenos boscosos llenos de raíces y obstáculos varios o por zonas secas con caminos endurecidos. Los tacos de la suela van a ser los responsables de la tracción, concepto que tendrás muy en cuenta para disfrutar de tu carrera sin riesgos y sin pérdidas de energía.

Otro concepto muy importante será el de la amortiguación. Supone que toda la energía producida por los impactos de cada zancada contra el suelo son amortiguados por un “colchón” que se encuentra justo por encima de la suela propiamente dicha y que denominamos entresuela. Una buena entresuela deberá de amortiguar los impactos en los aterrizajes para evitar que se transmita a tus articulaciones y además tener la capacidad de rebote para impulsarte hacia el siguiente paso en los despegues. Además, en función de su calidad y de determinadas tecnologías propias de cada marca, aunque el material básico utilizado por todos y que se denomina EVA (etil vinyl acetato), además de amortiguar más o menos, de rebotar con mayor o menor intensidad, también tendremos una mayor durabilidad de la zapatilla.

El tercer concepto a tener en cuenta es el de la estabilidad. Muchos fabricantes dedican esfuerzos importantes para obtener calzados que tengan una buena tracción y una buena amortiguación, siendo además estables para todas las circunstancias que nos vamos a encontrar en la carrera. Para ello, combinaciones de materiales o inserciones de elementos técnicos en el conjunto de suela / entresuela / plantilla interior que regulan la rigidez o elasticidad en cada punto de la zapatilla, nos permitirá unas pisadas equilibradas en los aterrizajes y evitarán por tanto la posibilidad de lesiones.

La experiencia obtenida en nuestras primeras experiencias como trail runner nos irá ayudando a elegir con más precisión nuestra zapatilla ideal para cada tipo de terreno.

Nunca comiences con zapatillas muy extremas con tacos muy exagerados, ni te vayas a modelos minimalistas, ultraligeras o de drops (diferencia entre la altura de la parte delantera de la zapatilla y el talón) muy bajos más recomendados para carreras de resistencia o kilómetros verticales. Ahora no es nuestro caso.

En totalsport.es encontrarás un amplio surtido de zapatillas de trail running de las marcas de referencia del mercado y como siempre en las mejores condiciones. Saucony, Asics, Mizuno, Hoka, New Balance con sus modelos míticos te están esperando para recorrer juntos las montañas, bosques, caminos, senderos o desiertos más duros.

Una vez tenemos las zapatillas, vamos a por el resto del equipo. Una camiseta ligera de tejido transpirable, secado rápido y con filtro ultravioleta es perfecta. No es recomendable el uso del algodón por empaparse de sudor y su lento secado. Un pantalón corto ligero y transpirable en tejido suave que no nos haga rozaduras. Si corremos en invierno o en climas fríos es recomendable un cortavientos ligero, unas mallas elásticas o para casos extremos una capa intermedia técnica con buen rendimiento térmico. La forma correcta es vestirse por capas. La primera tiene como misión mantener el cuerpo seco, mientras que la segunda mantiene la temperatura corporal adecuada y la tercera o exterior nos protege de la climatología adversa, el viento, el agua o la nieve.

No olvides llevar contigo agua para una correcta hidratación. Bebe antes durante y después de tus carreras. Para recorridos cortos, un par de geles te irán bien. Para recorridos más largos, una barritas energéticas o algún fruto seco pueden ser un buen complemento

Puedes completar tu equipo con un reloj que te permita realizar conocer tus recorridos, tiempos, alturas alcanzadas….. equipados con un GPS para conocer tu posicionamiento, distancias recorridas, trazados y velocidad. Algunos te proporcionan también información relativa a tu ritmo cardiaco, que puede ser eficaz para mejorar la efectividad de tus entrenamientos.

No olvides tu mochila ligera, unos bastones telescópicos, tu teléfono móvil con batería bien cargada, lámpara frontal, protección solar y un pequeño botiquín de primeros auxilios. Como mínimo unos apósitos por si aparecen las indeseables ampollas.

Y ahora, a correr. Empieza por probar recorridos con pendientes moderadas en zonas conocidas o acompañado por algún conocedor de la zona. Es una experiencia muy gratificante al no estar preocupado por saber dónde estás, dejándote llevar y disfrutando del paisaje y de la naturaleza. Luego ya tendrás oportunidad de desarrollar tus propios recorridos, de aumentar el nivel de dificultad y de ser el guía de otros que seguirán tus pasos. Siempre es mejor elegir la ruta más fácil que encontrarte con dificultades superiores s a tu capacidad o experiencia.

Categorías: MontañaRunners

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *