Llega el buen tiempo y a muchos de nosotros nos apetece salir a disfrutar y hacer deporte al aire libre. Y cuando hablamos de hacer deporte al aire libre, el running siempre es de lo primero que nos viene a la cabeza. Si eres de esos que van a aprovechar el buen tiempo para empezar a correr, aquí tienes una guía básica para runners principiantes.

Una de las ventajas del running es que es un deporte que puede realizar todo el mundo independientemente de su preparación física, un deporte perfecto para adentrarnos en el mundo del deporte.

Algunos consejos para runners principiantes

Aquí trataremos de forma muy breve, de explicar algunos conceptos que oirás muy a menudo entre los corredores más veteranos y que son de gran importancia desde el punto de vista de la salud y de la seguridad.

Hidratación adecuada

Bebe antes, durante y después tus carreras o entrenamientos. No esperes a tener sed para hacerlo. Tu cuerpo perderá una gran cantidad de líquido y electrolitos con el ejercicio físico y tienes que reponerlos. Puedes ver más sobre este tema en nuestro blog “Tres consejos para permanecer hidratados corriendo.

Nutrición adecuada

Va a ser algo determinante para tu rendimiento en la carrera, así como tu capacidad y velocidad de recuperación.

Antes de correr, es aconsejable comer algo ligero con alto contenido de carbohidratos, proteínas y fibra, pero bajo en grasas. El tiempo desde la ingesta de la comida hasta el momento de comenzar a correr depende de cada corredor y es algo que hay que determinar. Lo más recomendable sería terminar de comer de 90 a 120 minutos antes de comenzar a correr, pero cada corredor es diferente, habiendo runner que lo hacen con mucho menos espacio de tiempo.

Durante la carrera, se deberá reemplazar parte de la energía que está quemando. Si vamos a estar corriendo más de una hora, hay alimentos fáciles de llevar como geles o barritas  energéticas.

Después de correr deberemos recuperar el glucógeno de los  músculos. La forma más adecuada es ingerir hidratos de carbono y proteínas dentro de los 30 minutos posteriores a la finalización de la carrera.

Correr en clima frío

A todos nos gustaría salir a correr con el clima perfecto y el día ideal, fresco y soleado. Pero con los cambios de estación meteorológica, correr en verano o en invierno van a ser experiencias muy distintas. Por supuesto también será muy diferente si vives en el norte, con temperaturas más suaves y más días de lluvia que si vives en el sur o en Levante.

Para protegerte del frío, lo más eficaz es vestirte por capas. Una primera capa de tejido técnico (nunca algodón) que no retenga la humedad y que gestione la sudoración transmitiéndola al exterior. Un cuerpo seco es un cuerpo cálido. Una segunda capa intermedia que actúa como barrera térmica, esta puede ser nuestra camiseta de correr habitual. Y por último un cortavientos como capa exterior, los cortavientos tienen una membrana impermeable, son transpirable y cortavientos, lo que los hace perfectos para protegernos del viento y la lluvia. Utilízalas según las necesidades de cada momento. El sistema de capas es muy eficaz.

Correr en clima cálido

Llega el veranito y esto es lo que más nos puede interesar, que podemos hacer para correr con calor y no morir en el intento.

Lo primero sin duda es llevar la ropa adecuada, necesitamos una camiseta que sea ligera, transpirable y de colores claros que absorban la menor cantidad de radiación solar posible. Cuando hablamos de equipación el material siempre es lo más importante, necesitamos tejidos sintéticos técnicos de secado mucho más rápido que el algodón. Además por supuesto unos pantalones cortos y una visera que ayudará a mantener la cabeza aislada de los rayos solares.

Como extra, recordar el primer consejo, la hidratación. Que si es importante durante todo el año, con climas cálidos aún más, hay que hidratarse antes, durante y después de la carrera.

Categorías: Runners

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *