¿Cómo se construyen las zapatillas de running?

Todas las zapatillas de running se construyen con un proceso innovador y moderno denominado “pegado en frío”. El hecho de utilizar temperaturas bajas para la unión por pegado del empeine con el conjunto de entresuela y suela, a diferencia de otros procesos constructivos, permite la utilización de materiales modernos como los tejidos de malla abierta, espumas y plásticos ligeros, sensibles a la temperatura.

La inmensa mayoría de las partes superiores de las  zapatillas de running conocidas como empeine o “upper” está fabricadas con tejidos transpirables y resistentes de poliéster o poliamida (nylon), siendo éste último el de mejor calidad y resistencia mecánica. Estos tejidos tienes la característica de adaptarse perfectamente a la forma de la horma en todos sus detalles. Eso es fundamental para crear todos los volúmenes para el alojamiento del pie de forma cómoda y segura. A veces se utilizan refuerzos, que antiguamente eran de piel tipo ante o gamuza, pero cuando se moja, al secarse se vuelve rígido, perdiendo su función. Actualmente son de materiales sintéticos que parecen ante pero sin sus inconvenientes, inserciones de poliuretano o impresiones de diferentes plásticos técnicos.

Cada pieza se corta con troqueles de acero, a partir de rollos textiles o pieles. Un troquel por cada pieza, talla y modelo de calzado que supone una gran inversión, junto con las hormas. Las piezas textiles se cortan en lotes y las de piel de una en una para el mejor acabado de los bordes. Una vez cortadas todas las piezas de un par completo, se juntan para pasar en lotes de varios cientos, al departamento de cosido, donde se cosen todas las piezas que forman el empeine, terminando con el montaje de la lengüeta y el cierre de la pieza resultante con un cordel pasado por los ojales por donde pasarán los cordones.

El paso siguiente es coser todo este conjunto que llamamos empeine o “upper” a una plantilla plana denominada “strobel board”, que nos servirá para la unión por pegado en frío con el bloque formado por  entre suela y suela. Este sistema constructivo se conoce como “strobel construction”. La característica principal del sistema strobel es que permite una flexibilidad muy superior a los calzados construidos sobre horma o “board lasted”, además de ser muy ligero.

Ahora el “upper” se vaporiza para hacerlo más flexible y a continuación se introduce la horma que dará la forma definitiva al calzado. Se tensan los cordones y se deja enfriar el conjunto para que tome la forma definitiva. Un consejo muy importante: nunca dejes tus zapatillas de running junto a una fuente de calor ni en el maletero del coche. El proceso puede ser reversible y perder la forma que la horma había dejado para tu comodidad.

Ahora toca preparar la suela. El piso de goma, responsable de la tracción y de la durabilidad de la suela, se une a la entresuela de EVA (etil vinil acetato) y las inserciones amortiguadoras que cada fabricante haya desarrollado con sus tecnologías propias.

Se procede al pegado del upper (todavía con la horma insertada) a la suela. Ambas partes se someten a un encolado con cola de contacto. Se deja secar totalmente utilizando para las suelas túneles de calor, para posteriormente unir ambas partes, primero a mano para posicionar todo perfectamente y luego aplicando una fuerte presión en diferentes etapas y posiciones con la ayuda de prensas hidráulicas. Habrá que esperar a que se enfríe o utilizar túneles de aire frío para hacerlo. Es solo entonces cuando se retira la horma y se instala la plantilla interior con la forma anatómica.

Ya solo necesitamos que te las calces y salgas a correr con tus zapatillas de running para disfrutar de algo que como es habitual en nuestras vidas nos parece algo sencillo, pero que como habréis podido ver, requiere investigación, desarrollo e inversiones muy importantes incluso para la producción de los modelos más sencillos de nuestras zapatillas de running.

Categorías: Runners

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *